DÍA INTERNACIONAL DEL LINFEDEMA

6 de marzo – Día Internacional del Linfedema

 

Para explicar que es el linfedema de una forma más general, decimos que es un enfermedad provocada por el mal funcionamiento del sistema linfático. Ha sido reconocida como enfermedad por la OMS en el año 2008, gracias al trabajo realizado por la Federación Española de asociaciones de Linfedema (FEDEAL), con la finalidad de visibilizar este problema de salud global que afecta a más de 250 millones de personas en todo el mundo (mujeres, hombres, niñas, niños). Pero habiendo cumplido más de 10 años desde su declaración internacional, la enfermedad sigue siendo desconocida.

Por ello, desde la asociación ADELPRISE queremos hacer un llamamiento a todas las personas  para que se sumen a nuestro propósito divulgativo y, así conseguir que la enfermedad deje de ser desconocida, como también el difundir cuales son las reivindicaciones de las personas afectadas por esta patología.

Gracias por su atención, y por colaborar en el propósito de dejar de ser invisibles.

 

 

 

V MARCHA DE LUCHA CONTRA EL CÁNCER

Ayer 06 de octubre de 2019, la ciudadanía de Vitoria-Gasteiz ha salido a la calle para reivindicar más apoyo institucional y, ¿Por qué no?, privado para la investigación de lucha contra el cáncer (origen, mejora de tratamientos, cura).

Desde ADELPRISE (Asociación de Linfedema primario, Linfedema Secundario y Lipedema) ya se convierte en habitual el  apoyo a esta iniciativa que organiza AECC (Asociación Española Contra el Cáncer en Álava), porque el linfedema en muchos de los casos, no siempre, se ha manifestado en nuestros cuerpos como efecto secundario de los tratamientos recibidos para extirpar el cáncer de nuestros cuerpos. En el caso de las mujeres hay una mayor incidencia, debido a la extirpación de los ganglios cercanos a las mamas y a las áreas ginecológicas.

Es por ello que en la V MARCHA DE LUCHA CONTRA EL CÁNCER hemos querido  VISIBILIZAR el Lindefema como un efecto secundario de los tratamientos para contra atacar el cáncer.

Nos sentimos mujeres supervivientes del cáncer, pero hemos heredado estas secuelas, secuelas bastantes desconocidas, y nuestro deber es dar a conocer esta enfermedad incapacitante a nivel físico y social.

Seguiremos dando la lucha para que deje de serlo y por supuesto continuaremos con nuestras reivindicaciones en la mejora de diagnósticos, tratamientos y ojala algún día encontremos la cura.